Frases de cabecera

-"Si no estáis prevenidos ante los Medios de Comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido." Malcolm X.

septiembre 16, 2016

Del 2001 al 2016: vuelve el FMI a la Argentina para definir la transferencia de riquezas

Después de 15 años, el Fondo Monetario Internacional vuelve a decidir cómo será la economía de la Argentina. No, no es un déjà vu, es la realidad que cada tanto vuelve y nos pega fuerte en la cara. 

En septiembre de 2001 vino a la Argentina una de las tantas misiones del FMI con las que impone ajustes económicos a las clases populares y más concentración de la riqueza en los países de la periferia. Apenas tres meses después, el hambre, la desocupación, la miseria ejecutada por el entonces presidente Fernando de la Rúa -muchos de cuyos ministros y partidarios hoy forman parte del actual Gobierno- terminaron con la masacre de una treintena de personas. Finalmente el Presidente renunció y tuvo que huir de la Casa de Gobierno en un helicóptero.


En septiembre de 2016 llega por primera vez en 15 años una misión del FMI, invitada por el actual presidente, Mauricio Macri, para auditar la economía argentina y definir qué recortes hay que hacer a las inversiones en salud, educación, servicios sociales, ciencia y tecnología para transferir dichos recursos a los bancos y los paraísos fiscales.


La Argentina había pagado toda su deuda con el FMI para no tener que recibir más misiones fiscalizadoras. En lugar de políticas de transferencia de riquezas de abajo hacia arriba, impulsó el mercado interno y se estimularon la educación, la salud, la ciencia y la tecnología. 

Con los ARSAT I y ARSAT II el país se convirtió en uno de los ocho miembros de un selecto grupo de naciones en condiciones tecnológicas de fabricar sus propios satélites de comunicaciones. 

Nadie mejor que el propio Gobierno actual cuando dice qué es lo que recibió. No cuando lo dice a través de los medios de comunicación para el consumo de la población, sino cuando se dirige a los empresarios extranjeros para rogar por inversiones:


La Argentina "está en el primer puesto en el ranking de Desarrollo Humano elaborado por Naciones Unidas para la región y que también lidera el índice de educación entre los países vecinos (...) tiene la segunda proporción más alta de clase media en relación a la población total, con el índice de Gini más bajo de la región (...) y altos índices de conectividad, en relación a la banda ancha y la telefonía celular".




Dos etapas de la historia reciente, dos ejemplares del mismo diario, dos fechas de un enorme valor simbólico. Un mismo país, un mismo empresariado, un mismo sector financiero, un mismo conglomerado exportador de productos agrícolas primarios, un mismo FMI. 

                                                                              







junio 07, 2016

Día del periodista en la Argentina, con marginación y medios concentrados



Los grupos financieros y las grandes empresas internacionales son dueñas de la mayor parte de los medios a través de la publicidad o mediante asociaciones o compras directas. A su vez los medios se concentraron, se compraron unos a otros, en un proceso que lleva décadas. 

Los periodistas fueron empujados a trabajar a destajo, sometidos al arbitrio de empresas y al capricho de editores, sin representación real –aunque sí declamada- en los acuerdos paritarios. Son los “colaboradores”, eufemismo de “marginado”, quienes constituyen hoy más de la mitad de los que ejercen la profesión. De todos ellos, los empleados, los precarizados y los desocupados, el mayor sometimiento es, como siempre, para las mujeres, tal como demuestran las investigaciones más serias, publicadas por la OIT. Son los y las periodistas, ya sea con empleo fijo o sometidos a la marginación. 

Nada tienen que ver con los periodistas cirujanos que se hicieron millonarios mediante las operaciones y ponen sus caras y letras para expresar los máximos intereses de la concentración. Esos no tienen nada que celebrar hoy, no es su día.

Las aclaraciones valen la pena siempre, pero más hoy que en la Argentina es el día del periodista, porque la concentración y la precarización tienen como consecuencia la degradación de la actividad y la pérdida de ciudadanía. Los profesionales carecen casi totalmente de aquellos grados de libertad que Paulo Freire atribuía al docente en el aula y que algunos extrapolamos al periodista en la redacción.

No debería escaparse además que el proceso de disciplinamiento de los profesionales se hizo mediante la precarización, pero también a través de la persecución y la desaparición de más de un centenar de periodistas durante la última dictadura militar.


Decimos “día del periodista” y no del periodismo, porque es la celebración de un sector de trabajadores, no de la abstracción que incluye a todos y a ninguno. Es una profesión u oficio que en el Río de la Plata inauguró un tal Manuel Belgrano, quien diez años antes de la Revolución de Mayo ya había armado una red de corresponsales para abastecer de noticias al Correo Mercantil de España y las Indias. Aquel 7 de junio de 1810 otro revolucionario, Mariano Moreno, se haría cargo de La Gaceta, primer periódico patrio y motivo de la celebración de la fecha, elegida durante el Primer Congreso Nacional de Periodistas, reunido en Córdoba el 25 de mayo de 1938. Casi seis años después el ministro de Trabajo Juan Perón dictaría el Estatuto del Periodista mediante el decreto 6718, ratificado por el Congreso en 1946 a través de la Ley 12608. Es una de las leyes más violadas en la historia de la Argentina.

Es una pr
ofesión u oficio degradado en los medios tradicionales y en los digitales, porque la hegemonía de los sectores financieros y empresariales que manejan las grandes corporaciones tienen todos los recursos –y los utilizan- para imponer su discurso en las redes. Luego lo refuerzan inundando de contenidos con grandes dotaciones de “troll”. Así se genera el pretendido “sentido común”.



Día del periodista, de un trabajador que rápidamente es expulsado de las cada vez más poderosas "fábricas de noticias" para convertirse en un proveedor de notas a pedido y bajo control de un núcleo de empresarios con objetivos políticos y económicos. Pero día del periodista al fin, con los gremios de todo el país movilizados en la hora más difícil, porque la concentración se amplió al propio Estado. Estamos ahí y defendemos nuestros derechos, a pesar de todo o a raíz de todo.

Trabajadores de Prensa movilizados
Mañana miércoles 8 de junio celebraremos, a las 13.30 frente al Obelisco. Allí estaremos, con La Gremial de Prensa, con nuestro aporte para recuperar algo de la dignidad perdida.

-Basta de despidos y precarización laboral.
-Salario mínimo no menor a la Canasta Familiar.
-En defensa de la libertad de expresión, cumplimiento de estatutos y convenios.
-No a la persecución sindical.
-Eliminación del impuesto a los salarios de convenio.
-No al Protocolo Anti piquete.
-Libertad inmediata a Milagro Sala.


Convocan:
FATPREN – FETRACCOM – Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA) – Sindicato de Prensa de Rosario (SPR) – Círculo Sindical de la Prensa y Comunicación (CISPREN, Córdoba) – Asociación de Prensa de Santa Fe (APSF) -Sindicato de Prensa de Mendoza – Asociación de Prensa de Tucumán (APT) – Asociación de Periodistas de Corrientes (APC) – Sindicato de Prensa de Mar del Plata – Sindicato de Prensa Bonaerense (La Plata) – Sindicato Entrerriano de Trabajadores de Prensa y Comunicación (SETPyC) – Sindicato de Prensa de Ushuaia – Sindicato de Prensa de Río Grande – Sindicato de Prensa de Santa Cruz – Sindicato de Prensa de Esquel – Sindicato de Trabajadores de Prensa de Comodoro Rivadavia – Sindicato de Trabajadores de Prensa del Noreste del Chubut (Trelew) – Sindicato de Trabajadores de Prensa de Bariloche y Zona Andina – Sindicato de Prensa de Neuquén – Sindicato de Prensa del Alto Valle de Río Negro – Sindicato de Trabajadores de Prensa de Viedma – Asociación de Prensa de Buenos Aires (APBA) – Sindicato de Prensa de La Pampa (Zona Sur) – Sindicato de Prensa de La Pampa (Zona Norte) – Sindicato de Prensa de Necochea – Sindicato de Prensa de Tandil – Asociación de Periodistas de Olavarría – Asociación de Periodistas del Noroeste Bonaerense (APENOBA, Junín) – Sindicato de Prensa de Bahía Blanca – Sindicato de Prensa de Misiones – Sindicato de Prensa de Formosa – Sindicato de Prensa del Chaco – Sindicato de Prensa de Jujuy – Sindicato de Prensa de Salta – Sindicato de Prensa de Catamarca – Círculo de la Prensa de Santiago del Estero – Sindicato de Prensa de La Rioja – Sindicato de Prensa y Comunicación Social de San Juan – Sindicato de Trabajadores de Prensa de San Luis.

mayo 06, 2016

Dos "contraspot" que hacen la parodia del video publicitario "meritocracia" se viralizan en las redes

El modelo neoconservador vigente que se extiende por América latina se expresa de muchas formas, tiene el poder de los medios y, a veces, el otro yo, el mensaje que quieren ocultar, se les filtra por alguna parte. Como en la publicidad de Chevrolet y la oda a la "meritocracia". A modo de servicio a nuestra audiencia, copiamos primero dos "contraspot" que nos cuentan en qué consiste la "meritocracia" que es hegemónica -perdón, Gramsci- en el modelo que rápidamente se impone en la región. Luego, como referencia, la publicidad que dio lugar a la parodia. De nada. 

Meritocracia, el contraspot (tomátelas porque te piso)


 Igualicracia (el otro contraspot):








La publicidad de Chevrolet:




abril 18, 2016

Los desafíos de los trabajadores de prensa en Buenos Aires


Mientras en las últimas horas la conducción provisional del SipreBA criticó a La Gremial de Prensa mediante una nota que su secretario Adjunto Rubén Schoffrin -candidato en la lista "pluricolor"- publicó en el periódico del Partido Obrero, en La Gremial de Prensa seguimos trabajando por un sindicato para todoxs, amplio, inclusivo, que sea independiente del Estado, de las empresas y de los partidos políticos. 

Estos son a nuestro entender los desafíos de los trabajadores de prensa:
La Gremial es una agrupación nacida de la acción sindical en prensa, sector en el que las pocas experiencias de lucha exitosas fueron siempre de la mano de acuerdos con otros compañeros: gráficos, operadores de radio y TV, y muchos otros sectores afines.

Como agrupación con visión y necesidad de expandir el pequeño sindicato de 1300 afiliados y de no circunscribirse a un periódico partidario, La Gremial tiene dos premisas básicas:


1.- Para que un sindicato pueda reclamar por sus reivindicaciones y ganar, tiene que ser amplio en su concepción y poderoso en la acción.


2.- Para que un sindicato pueda ser poderoso tiene que comprender la mayor cantidad de actividades posible en la que se desempeñen los trabajadores y los actores relacionados con su actividad principal. Así lo hacen gremios como el Satsaid, Camioneros y todos los sindicatos en general.


3.- Es necesario ampliar la base sindical. Esto no significa repartir reivindicaciones entre varios grupos, como se ha entendido siempre el sindicalismo de prensa, sino sumar las fuerzas de muchos, que es lo que han hecho otros sectores gremiales. La consigna para ganar es protegernos y unir fuerzas entre muchos.


4.- Es necesario ampliar la acción sobre la cuestión que nos une, que es la comunicación. Entender que el periodismo es su protagonista principal, pero que sus acciones no se terminan en un medio de comunicación sino que forman parte de toda una serie de fenómenos en los cuales intervienen con otros trabajadores.

La Gremial es una agrupación nacida de la acción sindical en prensa, sector en el que las pocas experiencias de lucha exitosas fueron siempre de la mano de acuerdos con otros compañeros: gráficos, operadores de radio y TV, y muchos otros gremios afines.



-Como una agrupación con visión y necesidad de expandir el pequeño sindicato de 1300 afiliados y de no circunscribirse a un periódico partidario, La Gremial tiene cuatro premisas básicas:



1.- Para que un sindicato pueda reclamar por sus reivindicaciones y ganar, tiene que ser amplio en su concepción y poderoso en la acción.



2.- Para que un sindicato pueda ser poderoso tiene que comprender la mayor cantidad de actividades posible en la que se desempeñen los trabajadores y los actores relacionados con su actividad principal. Así lo hacen gremios como el Satsaid, Camioneros y todos los sindicatos en general.



3.- Es necesario ampliar la base sindical. Esto no significa repartir reivindicaciones entre varios grupos, como se ha entendido siempre el sindicalismo de prensa, sino sumar las fuerzas de muchos, que es lo que han hecho otros sectores gremiales. La consigna para ganar es protegernos y unir fuerzas entre muchos.



4.- Es necesario ampliar la acción sobre la cuestión que nos une, que es la comunicación. Entender que el periodismo es su protagonista principal, pero que sus acciones no se terminan en un medio de comunicación sino que forman parte de toda una serie de fenómenos en los cuales intervienen con otros trabajadores.



-De manera consecuente con estas premisas, en La Gremial sostenemos que un sindicato no sólo tiene que participar de las luchas por un mejor salario y condiciones de trabajo, y por la universalización del derecho al trabajo, la estabilidad y el respeto laboral de todos los compañeros, sino que también tiene la responsabilidad de:



1.- Participar de aquellas iniciativas en las que se trabaje en defensa y en promoción de una comunicación popular, democrática y plural.



2.- Incluir a los compañeros que desarrollan actividades en el ámbito de la comunicación para defender conjuntamente aquellas reivindicaciones que nos unen. Para defender sus intereses y al mismo tiempo para sumar sus fuerzas a la defensa de los intereses de los demás.



3.- Ampliar la intervención del sindicato de prensa en los espacios en los que otros compañeros luchan por una mayor participación en la renta nacional, que se expresa en mejores salarios, mejores condiciones de trabajo, políticas sociales que potencien los derechos de los trabajadores.



-Entre quienes queremos sumar se incluyen:



1.- Los cooperativistas, que son en todo el mundo y en la Argentina trabajadores de prensa que se organizan ante el cierre de empresas, la desocupación creciente y la falta de pluralismo informativo. Así como las empresas recuperadas tienen el apoyo y el espacio de sus sindicatos, queremos que los cooperativistas de los medios formen parte de nuestro sindicato. Tanto cuando se forman de cero como cuando surgen de la experiencia de recuperación de una empresa a punto de cerrar.



2.- Los trabajadores obligados a la tercerización. Las empresas violan el Estatuto del Periodista y todas las leyes laborales promoviendo y presionando a los trabajadores para que formen asociaciones que flexibilicen el empleo y los ingresos. Sabemos que algunos compañeros lo hacen por propia decisión y conveniencia. Es una libre elección, pero los tercerizados como parte de la precarización, son trabajadores de prensa a los que debemos convocar para sindicalizarse.



3.- Especial dedicación debe poner el sindicato en localizar y organizar bajo su responsabilidad para preservar el trabajo de los compañeros, la representación de los trabajadores precarizados. Son aquellos que bajo la figura de “colaboradores” y “colaboradores permanentes” son relegados de la mayoría de los beneficios sociales y de la estabilidad laboral para maximizar las ganancias y achicar los riesgos de los empresarios. Son trabajadores que hacen una tarea prohibida taxativamente por los convenios colectivos de Trabajo y deben ser estabilizados y respetados laboralmente para salir de dicha irregularidad.



4.- Es responsabilidad del sindicato organizar la defensa de los colaboradores “sub 24”, que son los trabajadores de prensa más precarizados, sometidos a un tratamiento en el que se violan todas las normas laborales. Miles de compañeros trabajan desde sus casas o hasta en las empresas, escriben, editan, reciben sueldos encubiertos como servicios facturados y cuando llegan a la nota número 23 –o 22, 21, 20– son suspendidos para que no puedan llegar a la 24 y convertirse, al menos, en permanentes, que es una forma de precarización atenuada. Son invisibilizados y desamparados tanto por las empresas como por los sindicatos.



5.- Los trabajadores de prensa institucional. Son aquellos compañeros que desempeñan tareas de búsqueda de información, redacción y edición en instituciones que nutren de información a otros periodistas. Estos compañeros suelen estar afiliados a sindicatos cuya actividad no tiene que ver con su tarea –comercio, relaciones públicas y otros–; y en el caso de los que trabajan en prensa sindical, se afilian al sindicato que los emplea, lo cual representa un contrasentido. Nosotros proponemos que aquellos compañeros que se reivindiquen como trabajadores de prensa y decidan defender sus derechos como tales, se afilien a nuestro sindicato, para lo cual deberán renunciar a toda otra afiliación sindical. 



La Gremial de Prensa en SipreBA

Lista Azul y Verde - Un Sindicato de Todos