Frases de cabecera

-"Si no estáis prevenidos ante los Medios de Comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido." Malcolm X.

agosto 25, 2010

El Peruano Parlanchín


La noticia ya dejó de serlo, porque fue hace un par de días y ya se publicó, se hicieron homenajes y es público. Pero no deja de ser un hecho para recordar: Murió Hugo Guerrero Martinheitz, más conocido años atrás como “el peruano parlanchín”, con quien muchos aprendimos a querer a la radio y a sus periodistas, tal vez tanto como con Paloma Efrom (Blackie) o con Enrique Alejandro Mancini.

El negro Martinheitz hacía entrevistas memorables, con preguntas provocativas pero respetuosas; hablaba del mundo, no de su mundo, utilizaba su voz privilegiada para hacernos llegar literatura a través de la radio, elegía música para escuchar y no para hacer negocios con alguna distribuidora. Aunque muchas veces parecía impertinente, era cuidadoso con el trato a sus entrevistados y con el uso del lenguaje. Algún pretencioso imitador se quedó sólo con la impertinencia y olvidó el resto.

Con los años, la radio se fue degradando. Los programas se convirtieron en lotes en los cuales cada periodista construye su prefabricada, su casita de material o su mansión, según cuáles sean sus vínculos con las empresas a las que les interesa el país, como diría un tal Bernardo.

El tiempo hizo que los buenos periodistas y los buenos productores de radio se refugiaran cada vez más en menos espacios, mientras que el promedio pasó a convertirse en entrevistador de amigos empresarios o políticos a los que se les pregunta lo que quieren que se les pregunte y a quienes se les hacen preguntas con respuesta incluida, para ahorrarle el trabajo al entrevistado.

El Peruano Parlanchín murió justo cuando empezaba la semana en la que la radio cumple 90 años en la Argentina, uno de los países pioneros en el desarrollo de este medio de comunicación. Hacía rato que estaba mal, sin dinero, dormía en la calle y el periodista de genio creativo de décadas atrás se había convertido en un hombre solo y ya sin luces. Merecía un homenaje también aquí, porque la ética y la prensa también se juegan en la radio.

2 comentarios:

Jorge D'Alesio dijo...

Gracias Rubén, por este comentario sobre Hugo Guerrero Martinheitz, una referencia de la radio.
Un abrazo!
Jorge

Sujeto de la Historia dijo...

Mis respetos.