Frases de cabecera

-"Si no estáis prevenidos ante los Medios de Comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido." Malcolm X.

septiembre 12, 2011

Eugenio Zaffaroni y los medios

Después de aclarar que el problema de “lo que los medios llaman inseguridad” no es exclusivo de la Argentina, porque se refleja en todo el mundo, Eugenio Zaffaroni dijo que “la creación de realidad de los medios masivos de comunicación funciona como publicidad del sistema penal y es un elemento del control social”. Juez de la Corte Suprema de Justicia y uno de los grandes referentes académicos mundiales en criminología, Zaffaroni habló durante un seminario de ADUBA (Asociación de Docentes de la Universidad de Buenos Aires) y de FEDUBA (Federación de Docentes de la UBA) que se realizó la semana pasada. 

En la oportunidad, el Juez se ocupó de uno de sus enfoques que generan resistencia: “Cuando un medio dice que los delincuentes entran por una puerta y salen por la otra, lo que hacen es estimular a algún psicópata para que salga a cometer delitos, porque total, la imagen es que nadie los va a castigar”, dijo Zaffaroni respecto del rol de los medios en la promoción del delito.
 
Rodeado de personal docente de distintas universidades, Zaffaroni insistió en la necesidad de que la Universidad ocupe su papel mediante el trabajo de campo. “No podemos hablar de delincuencia, si no sabemos cuántos delincuentes hay, qué representan, cómo actúan, cuáles son sus víctimas, en qué barrios actúan, qué los lleva a delinquir y muchas otras variables que hoy se desconocen. Y no se puede hacer criminología si no se sabe nada sobre los crímenes y los criminales”, dijo en lo que parece una obviedad pero que marca cuál es el papel que algunos defensores de la población decidieron jugar.

Luego de aclarar que no es “apocalíptico” y que no creé que los medios sean irrecuperables, contrastó: “La verdad es que los medios nos están idiotizando en serio”. Describió algunos mecanismos que desde Prensa y Etica hemos denunciado más de una vez: “Edita, descontextualiza, muestra una parte recortada de la realidad”, dijo para aclarar que el papel de estímulo de la violencia por parte de los medios no es una exclusividad argentina.

“La creación de realidad, la publicidad vindicativa que mueve la venganza como salida poniendo al fr4ente a las víctimas, cuando son histriónicas o histéricas, hasta que ya no les sirven y los descartan”, dijo. Zaffaroni dijo que este mecanismo de los medios “interrumpe el duelo y lo deja parado en el momento del delito. La víctima se hace cargo de la culpa o busca un chivo emisario, un factor externo en el que fijar la venganza”.
De ésta manera, la sed de venganza acumula culpas, el personaje se hace impresentable y entonces es cuando se lo sacan de encima.
video

Zaffaroni reconoció en todo momento que “no es un fenómeno nuestro, es mundial” y marcó como hito en los Estados Unidos de los años 80, a los ahora ex presidentes Ronald Reagan y George Bush, que luego se extendió a América latina y a Europa.

El juez  de la Corte Suprema, que en la oportunidad asistió a título personal para brindar sus conocimientos a los universitarios que lo rodeaban, esbozó una teoría interesante: El poder necesita chivos expiatorios. Cuando hay terrorismo o delincuencia organizada, se focalizan en ellos y si no tienen chivos expiatorios organizados, comienzan a alertar sobre los delincuentes individuales, los que salen a delinquir para vivir.

Insistió en el trabajo de campo que se debe la Universidad y dijo que “a la criminología mediática no le interesan los muertos. Tampoco le importa el criminal grave, lo que le importa, como a la policía, es el “molesto”, el criminal que todos los días hace algo que no es muy grave”. 



1 comentario:

Sujeto dijo...

Un auténtico maestro, Don Eugenio.
Desde un punto de vista más ramplón, cabe señalar también que la noticia no es información, sino mercancía. De ahí que deba venderse del mismo modo que cualquier otro bien. Y es descarado el modo en que es visible: cuando se dice cualquier cosa porque hay que rellenar, o por el mismo motivo se repite constantemente.
La cámara se ha convertido (o al menos pugan por hacerlo) en el Panóptico de nuestro tiempo.
Abrazo