Frases de cabecera

-"Si no estáis prevenidos ante los Medios de Comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido." Malcolm X.

mayo 31, 2011

Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago

Horacio Verbitsky publicó en Página 12 un artículo en el que desmiente que haya participado de algún intento de organizar una suerte de reemplazo de los gremios de prensa y de los inexistentes tribunales de ética. Más allá de que Verbitsky desconocía que el encuentro realmente había existido y que hay una movida para formar dicha agrupación, lo que llama la atención es que una parte importante de los que participaron del encuentro -no todos, afortunadamente- son los mismos que trabajan en varios medios públicos, con sueldos envidiables, en un contexto en el cual el país avanza hacia el pleno empleo, mientras en periodismo sigue aumentando implacablemente la desocupación, la precarización, el maltrato y hasta la burla ante el miedo que provoca el ejército de reserva de periodistas desocupados.

Trabajar simultáneamente en Tiempo Argentino, El Argentino, Telam, Canal 7, Radio Nacional y Página 12 con ingresos altísimos sólo debería habilitar a los beneficiarios para callarse y disimular, al menos por pudor.


Hay varios de los firmantes que están allí porque son luchadores natos y aceptan toda convocatoria que sume. Pero uno se pregunta, porque pertenece al club "no nos gusta ganar amigos" si los que hacen cuatro o cinco trabajos simultáneos, todos de no menos de $ 15.000 cada uno, tienen tiempo además de militar en agrupaciones, dar cátedra de moral, dirigir diarios, radios, programas de TV, blogs, sitios de Internet y alguna propaladora, si les pagan una buena suma.


Así es muy sencillo ser oficialista, luchador, revolucionario, dar cátedra de ética, quejarse de los monopolios y rasgarse las vestiduras cada tanto.

Una humilde opinión: Los que tendrían que dar clases de ética y organizarse son los miles de miles de periodistas de alto nivel que son excluidos de los medios, que presentan proyectos en los medios oficialistas y les dicen "no, no tenemos horarios libres", para luego colocar en los mejores horarios a los que dirigen alguno de los otros medios afines al Gobierno. Los miles de colaboradores semi-esclavizados, maltratados, despedidos de los medios sin siquiera una protesta gremial de por medio son los que deberían hablar. Los otros ya sabemos lo que dicen, basta con leer diarios, escuchar radios, mirar TV. Lástima que hayan obtenido la firma de varios colegas y escritores que inocentemente aportan su prestigio sin saber cuánta incoherencia hay detrás de ciertas actitudes.

Cómo mínimo, que se atrevan a hablar de libertad de expresión es una falta de respeto cuando el periodismo argentino pasa por su nivel más alto de desocupación de la historia, peor que en el siglo XIX. Un poco de pudor, muchachos. Le hacen muy mal al Gobierno y a sus candidatos y brindan argumentos para que la oposición se haga un pic-nic.

La nota de Verbitsky:

"Conmigo no

 Por Horacio Verbitsky
Varios colegas me han consultado acerca de una carta que recibieron invitándolos a participar en una nueva asociación de “periodistas, comunicadores sociales, trabajadores de medios gráficos, radio, televisión y medios virtuales de carácter público, privado, cooperativo y sin fin de lucro y docentes de universidades y escuelas de periodismo”, interesados en “promover los valores de la libertad de expresión, la democracia y la pluralidad en nuestra profesión”. Su presentación pública sería el 20 de agosto. La carta menciona la existencia de un “Consejo asesor, a confirmar”, que estaría integrado por Víctor Hugo Morales, Osvaldo Bayer, Juan Gelman, Rogelio García Lupo, Isidoro Gilbert, Horacio Verbitsky, María Seoane, Eduardo Jozami, Carlos Ulanovsky, Lila Pastoriza, Roberto Guareschi, Stella Calloni, Claudia Acuña, Mempo Giardinelli, Alberto De Arriba, Mario Wainfeld, Luis Bruschtein, Juan José Pa-nno, Miguel Rep, Vicente Muleiro, Eduardo Galeano, Paco Ignacio Taibo, Ignacio Ramonet, Marie Monique Robin, Gabriel García Márquez y Elena Poniatowska. Entre sus objetivos menciona la preparación de un “Manual de Etica Nacional”, nada menos. A todos quienes hayan recibido esa comunicación, les informo que no formo parte de tal iniciativa, que jamás he sido consultado al respecto, que sospecho que lo mismo ocurre con la mayor parte de los mencionados y que me gustaría conocer a quien utilizó mi nombre para atraer incautos."
Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-169179-2011-05-31.html

1 comentario:

Ángeles D. H. dijo...

Muy bueno! Estoy completamente de acuerdo. Es una realidad que se percibe pero que no se ve... en tanto y en cuanto no exista una autocrítica, y los nombrados aparezcan y sean ensalzados como adalides de la ética y del periodismo independiente, nada cambiará. Es una cuestión de poder. Bien por Verbitsky